Toda la inversión española pública y privada en investigación equivale a la que hace Apple en un año.

Las crisis se pueden afrontar de varias maneras, apretando el cinturón o apostando por soluciones innovadoras. Una muestra de ello es el gasto en I+D que llevará a cabo Apple en 2019 tras ver cómo por primera vez en los últimos siete años los ingresos por ventas de sus teléfonos iPhone son inferiores al 50% del total, pasando a representar el 48% frente al 63% del último año.

España pierde fuelle en innovación por la falta de inversión y estrategia.

La innovación tecnológica despunta en el norte de Europa, China y Estados Unidos pero no, desde luego, en España. Los resultados del Global Innovation Index –uno de los rankings más prestigiosos del mundo que miden la innovación tecnológica de un país– reafirman esta realidad un año más. España queda en la posición 29 de 129, una menos que el año anterior, dos menos que en el 2015 y tres menos que en el 2013.

España recupera los niveles de inversión en I+D previos a la crisis, según un nuevo modelo de estimación de COTEC.

La inversión española en conocimiento ha recuperado, un decenio después, los niveles de crecimiento previos a la crisis económica. En 2018, España habría invertido en I+D en torno a 14.900 millones de euros, una cifra similar a la de 2008 (14.700). La tasa de crecimiento de la inversión en I+D estaría cerca del 6,5%, por encima del 6,1% observado un año antes. Son las conclusiones más relevantes de un nuevo modelo de estimación sobre actividad en I+D desarrollado por la Fundación Cotec, el primero de este tipo que se realiza en España.

Buenas prácticas para rentabilizar tu centro de investigación.

¿Quién creará el primer ordenador cuántico? ¿Encontraremos soluciones viables para eliminar los residuos plásticos? ¿Seremos capaces de desarrollar terapias genéticas que erradiquen el cáncer?

Seguro que los centros de investigación, tanto públicos como privados, serán cruciales para el desarrollo de nuevas tecnologías y hallazgos científicos que respondan a los grandes retos actuales.

Innovar en los Presupuestos Generales. España debe aspirar a que los fondos para I+D+i lleguen al 2% del PIB en los próximos cuatro años.

Los presupuestos generales de un país son la mejor y más escueta expresión de las verdaderas voluntades políticas del Gobierno encargado de su ejecución. La democracia representativa es la concreción más eficaz que el género humano se ha dado a lo largo de los muchos siglos de existencia sobre nuestro planeta. Cómo hacer que la democracia influya positivamente en la vida de los ciudadanos a través de la definición de unos presupuestos generales eficaces y bien sustentados sigue siendo un debate dominante en nuestros días.

Páginas

Suscribirse a RSS - I+D+i