La Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea lidera el proyecto europeo baSE para la capacitación avanzada de la economía social.

El proyecto busca desarrollar nuevas habilidades, particularmente en las áreas digitales y verdes, con respecto a los perfiles ocupacionales en el sector de la Economía Social y la Proximidad. En baSE, participan 25 entidades de 10 países europeos entre los que está la Corporación MONDRAGON, referente internacional en la economía social.

La Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea lidera el proyecto europeo baSE, Plan de Formación y Capacitación Avanzada de la Economía Social, que, entre sus objetivos, tiene desarrollar una estrategia continental para proporcionar nuevas habilidades, particularmente en las áreas digitales y verdes, con respecto a los perfiles ocupacionales en el sector de la Economía Social y la Proximidad.

Financiado por el programa Erasmus+, cuenta con 3,9 millones de euros de presupuesto, proveniente de fuentes europeas, y reúne a 25 socios de 10 países europeos en un consorcio, entre los que destaca la Corporación MONDRAGON como referente internacional en la economía social.

El encuentro con el que ha dado inicio el proyecto se ha celebrado en Bilbao As Fabrik este jueves, 6 de octubre. Aprovechando la visita a Euskadi, al día siguiente, las más de 40 personas que viajan hasta Arrasate, para conocer de primera mano Mondragon Unibertsitatea y la Corporación MONDRAGON. Con este proyecto, los participantes buscan generar y probar un marco conceptual que logre que la formación profesional tenga éxito al abordar los procesos de actualización de las habilidades de las personas en edad de trabajar y aborde la proximidad y las necesidades de la economía social.

El proyecto baSE, además, permitirá el intercambio de conocimientos entre la educación superior, la educación y la formación profesional con actores de la economía social que contribuyen al crecimiento ecosistémico. Abordará los desajustes de habilidades y proporcionará nuevas habilidades con respecto a los perfiles ocupacionales en el sector SE.

Una alianza europea para el desarrollo de la economía social

Según datos de la Unión Europea incluidos en el estudio del CESE sobre “Evolución reciente de la economía social en la Unión Europea” (2016), que ha servido de base para el Informe anual sobre el mercado único de 2021, la economía social comprende 2,8 millones de empresas y organizaciones, proporcionando empleo remunerado a 13,6 millones de personas, el equivalente al 6,2% de los empleados de la UE, y movilizando a 82,8 millones de voluntarios y 232 millones de miembros de cooperativas, mutuales, asociaciones y otras entidades similares.

El proyecto baSE servirá para establecer una alianza para la cooperación sectorial en habilidades para la economía social y el ecosistema de proximidad, involucrando a una amplia gama de partes interesadas clave: empresas, proveedores de educación y formación, instituciones de investigación, agentes sociales y expertos del sector. Construir sobre los cimientos sólidos proporcionados por iniciativas e investigaciones sectoriales anteriores y en curso.

Además, los integrantes de este consorcio trabajarán para fortalecer las capacidades de la economía social y su capital humano en áreas clave como las transiciones digital y verde, en las que las empresas y organizaciones de la economía social ya tienen un importante valor añadido. Ejemplo de este aspecto es que en Europa hay más de 1.900 cooperativas de energías renovables que unen a 1.250.000 ciudadanos que participan activamente en la transición energética. Por otro lado, cabe destacar que las cooperativas de plataforma y las empresas de economía social activas en la industria, la economía del cuidado y la economía circular también son una tendencia al alza.

Liderando este proyecto, la Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea se posiciona como un actor clave a nivel europeo en el fortalecimiento de las capacidades de la economía social y en proyectar a las organizaciones cooperativas hacia retos como el de la digitalización y la emergencia climática.

Fuente: mondragon.edu

like0

24 visualizaciones