Centro Stirling participa en el proyecto "Suelo Amigo".

Este innovador sistema es capaz de detectar la actividad de una persona en una habitación y, mediante el uso de inteligencia artificial (IA), determinar lo que está ocurriendo. De esta manera, el suelo puede alertar sobre situaciones de riesgo, tales como caídas, deambular durante la madrugada o salidas inesperadas de la habitación. Esta tecnología permite sensorizar residencias y pisos tutelados, informando a los cuidadores en tiempo real sobre cualquier situación de riesgo. A diferencia de otros sistemas más invasivos, como las cámaras, el suelo inteligente respeta la privacidad de las personas al notificar solo sobre situaciones de peligro sin proporcionar información constante sobre sus actividades.

El Centro Stirling juega un papel crucial en el desarrollo de la tecnología de detección, utilizando una serie de sensores impresos por serigrafía, en colaboración con la empresa Embega

El Centro Stirling juega un papel crucial en el desarrollo de la tecnología de detección, utilizando una serie de sensores impresos por serigrafía, en colaboración con la empresa Embega. Además, el Centro Stirling ha desarrollado la inteligencia artificial que interpreta las actividades en la habitación y una aplicación de visualización para notificar a los cuidadores sobre los riesgos detectados.

¿Qué se pretende obtener?

El resultado es un sistema modular que permite sensorizar cualquier suelo de cualquier habitación, diferenciándose de otras soluciones en el mercado que requieren un diseño y fabricación específicos para cada ubicación. Este sistema inteligente puede identificar situaciones que requieren la intervención de un cuidador. Aunque aún quedan mejoras por realizar para llegar a la industrialización final, ya se ha comprobado la viabilidad del sistema en una aplicación real. Una versión a escala del suelo se ha instalado en la Residencia de San Jerónimo de Estella, donde tanto trabajadores como usuarios han participado en la comprobación y mejora del dispositivo.

Además del Centro Stirling, participa EMBEGA, encargada de la impresión de los dispositivos en formatos de gran tamaño y el estudio de su industrialización. La Residencia San Jerónimo de Estella también ha sido fundamental, ayudando a identificar los problemas y situaciones de riesgo de los residentes. Se han diferenciado siete perfiles de usuarios según su situación física y cognitiva, identificando las principales situaciones de riesgo durante el día y la noche, y definiendo las acciones que 'Suelo Amigo' debe tomar en cada caso. El HUB VIDAAS ha colaborado con técnicas de innovación social, orientando el proyecto hacia las necesidades de las personas. Asimismo, el proyecto cuenta con la colaboración de Fundación Caja Navarra y Fundación "la Caixa" a través del programa @InnovaSocial.

Dónde se implantará

Un prototipo del suelo se ha probado en la Residencia San Jerónimo de Estella. La intención es que, una vez completado el proceso de industrialización, el sistema pueda implementarse en residencias y pisos tutelados.

Qué tecnologías aporta el Centro Stirling

El Centro Stirling aporta su experiencia en el desarrollo de sensores basados en electrónica impresa, que permite crear un suelo sensorizado. Además, ha desarrollado la inteligencia artificial que interpreta lo que sucede en la habitación, proporcionando una solución integral y avanzada para la monitorización y seguridad de las personas mayores.

Fuente: TULANKIDE.com

like0

16 visualizaciones