Las casas son para vivir, no para especular o cómo ha estallado la burbuja de agencias inmobiliarias en China.

El nuevo mantra oficial chino "las casas son para vivir, no para especular" parece que ha llegado para quedarse. Detrás de estas palabras hay una realidad basada en regulaciones, acciones y hechos que han puesto contra las cuerdas a las empresas del sector inmobiliario, entre ellas a las agencias y sus trabajadores, que ahora deben adaptarse al cambio si quieren sobrevivir.

Evergrande, suspendida de cotización a petición de la propia empresa.

La negociación de las acciones del conglomerado chino Evergrande ha sido suspendida este lunes en la Bolsa de Hong Kong a petición de la propia compañía.

"A solicitud de la compañía, la negociación de las acciones de la compañía se detuvo a las 9.00 del 3 de enero de 2022 en espera de la publicación por parte de la compañía de un anuncio con información privilegiada", indicó la empresa sin aportar más detalles.

Crónica de una muerte anunciada: el mundo asiste al fin del boom inmobiliario en China.

El mercado inmobiliario chino se enfrenta a una explosión controlada que ha dado comienzo con el default de Evergrande. El gigante inmobiliario ha comenzado a impagar los bonos en dólares, lo que ha llevado a la agencia Fitch a anunciar el default oficial de la promotora junto a su competidora Kaisa, la tercera más grande del país. Ahora, China y su banco central buscarán contener el impacto de la crónica de una muerte anunciada.

Evergrande incumple su primer reembolso de deuda en dólares y Fitch la declara en suspensión de pagos.

Los malos presagios se siguen confirmando para la inmobiliaria más endeudada del mundo, la china Evergrande. La agencia de calificación Fitch ha rebajado este jueves su nota crediticia y la ha declarado en suspensión de pagos parcial porque asume que el gigante del ladrillo chino ha incumplido oficialmente con el reembolso acordado previamente con sus prestamistas en dólares.

Evergrande se desploma ante el riesgo de reestructuración por no poder hacer frente a sus deudas.

Las acciones del conglomerado chino Evergrande sufrían este lunes en la Bolsa de Hong Kong una caída superior al 13%, después de que la compañía haya reconocido que no existen garantías de que pueda disponer de los fondos necesarios para hacer frente a sus obligaciones financieras.

"A la luz del estado actual de liquidez del grupo, no hay garantía de que este cuente con fondos suficientes para continuar desempeñando susobligaciones financieras", ha reconocido Evergrande en un comunicado.

La empresa alemana DMSA pedirá la bancarrota de Evergrande por impago de su deuda.

Ha llegado el momento de la verdad para la constructora china Evergrande, que acumula una deuda de 300.000 millones de dólares (260.000 millones de euros) y se enfrenta desde septiembre al pago de créditos e intereses, algunos de ellos extranjeros, a los que no puede hacer frente. Tras salvar todos ellos sin declarar el impago, anunciando acuerdos secretos con sus acreedores locales o asegurando que había abonado sus deudas internacionales, este miércoles le aguardaba otra prueba de fuego.

Evergrande vuelve a retrasarse en el pago de su deuda.

Evergrande vuelve a las andadas. El grupo inmobiliario chino que tantos titulares ha dado en los últimos meses, por ser una compañía con un endeudamiento superior a los 300.000 millones de dólares, que empieza a tener problemas para hacer frente a los pagos de intereses de su deuda, esta semana ha vuelto a retrasarse en el pago a sus acreedores.

Evergrande paga in extremis los intereses adeudados de un bono.

Primera bola de partido salvada. En Asia, los inversores respiraron este viernes con cierto alivio tras conocer que Evergrande, el gigante inmobiliario que adeuda 260.000 millones de euros, hizo frente al pago de una obligación que vencía en las próximas horas, disipando por el momento los temores a una quiebra que pueda afectar al resto de la economía.

Páginas

Suscribirse a RSS - inmobiliaria