brexit

El cierre de más proveedores profundiza la crisis energética en Reino Unido.

El colapso de los proveedores británicos de energía Pure Planet y Colorado Energy, respaldados por BP y que en conjunto dan servicio a unos 250.000 clientes en Reino Unido, eleva a 14 el número de firmas que se han visto forzadas a cesar su actividad como consecuencia de la escalada de los precios del gas y de los topes a los precios impuestos por el Gobierno al no poder equilibrar sus costes.

Francia amenaza con dejar sin electricidad al Reino Unido si Londres no cede en la pesca.

Francia ha decidido aumentar la presión en las peligrosas tensiones que se han suscitado después de la salida del Reino Unido de la UE y ahora amenaza con reducir sus exportaciones de electricidad a las islas del canal y al propio territorio británico, si Londres no acepta otorgar licencias a los pescadores franceses que faenan en sus aguas.

El Gobierno de Johnson insiste en saltarse el acuerdo del Brexit: "Se acabó la pesadilla de la UE, comienza el renacimiento británico".

La mitad de las gasolineras británicas tienen problemas de suministro. Muchos supermercados tienen estantes vacíos. El sector del transporte no puede cumplir con los compromisos porque faltan camioneros en Reino Unido después de que se hayan marchado por la dificultad de trabajar allí tras el Brexit. Hasta se plantea la posibilidad de sacrificar más de 100.000 cerdos por la falta de carniceros.

Con este panorama, el ministro británico para el Brexit, David Frost, ha vuelto a agitar el Brexit este lunes en la conferencia del Partido Conservador.

La escasez de camioneros provoca el cierre de gasolineras en el Reino Unido.

Los diarios tabloides del Reino Unido siempre añaden un punto de exageración a cualquier crisis. En esta ocasión, se han inventado el término Invierno del Descontento 2.0, para traer a la memoria de los lectores más veteranos aquel 1978 de racionamiento en las gasolineras e inflación desatada que impulsó la llegada al poder de Margaret Thatcher.

Boris Johnson retrasa los controles aduaneros a productos de la UE por la escasez y los problemas de abastecimiento.

Ahora es el desabastecimiento. Desde supermercados vacíos hasta clientes sin batidos en el McDonald's. Cuando aún ni siquiera el Brexit está aplicado en toda su extensión, Boris Johnson sigue tomando medidas que vienen a dilatarlo aún más, a pesar de que el primer ministro británico era el máximo defensor de la salida radical de Reino Unido de la UE, hasta el punto de tumbar a una primera ministra de su partido, como fue Theresa May, acusada de acordar un Brexit demasiado blando para él y los suyos.

 

Estanterías vacías y falta de trabajadores: la pandemia y el Brexit agravan la crisis de abastecimiento en el Reino Unido.

Desde la década ominosa de los setenta, que acabó provocando la llegada del neoliberalismo de Margaret Thatcher, no era habitual que en el Reino Unido, que disputa a Francia el puesto de segunda mayor economía europea, se enviaran este tipo de excusas por incumplimiento contractual: “Estimado cliente, el servicio de entrega a ese código postal ha sido suspendido por dos días para que nuestro almacén pueda aligerar el retraso acumulado. El aumento de demanda y la escasez de conductores han llevado a esta acumulación”.

La falta de mano de obra deja a UK sin pollo: la patronal pide al Gobierno más inmigrantes.

Crisis en la industria del pollo británico. La patronal del sector en Reino Unido, el Consejo Británico de las Aves de Corral (British Poultry Council, en inglés), ha hecho un llamamiento al Gobierno para que tome cartas sobre una escasez de mano de obra que ha llevado a varias cadenas de restaurantes, incluyendo a Nando's y KFC, a ajustar sus servicios o cerrar restaurantes.

El Reino Unido busca trabajadores (desesperadamente).

Un año después de tener que recortar su plantilla por la pandemia de la covid-19, Gabriel González se enfrentaba al problema opuesto: conseguir empleados para poder reabrir sus dos restaurantes de comida peruana fusión en Londres. “Tuvimos que reducir el equipo, lamentablemente, y algunos decidieron volver a su país. Pero ahora, con la reactivación, ha costado bastante encontrar gente.

La guerra por encontrar trabajadores dispara los salarios en Reino Unido y preocupa al Banco de Inglaterra.

La pandemia y los confinamientos provocaron grandes vaivenes en la economía. Caídas históricas, seguidas de repuntas históricos. Ahora que la situación se ha suavizado todavía se pueden ver algunos de estos indicadores mostrando tasas de variaciones históricamente altas, como es el caso de los salarios en Reino Unido, que están creciendo a un ritmo no visto en décadas ante la recuperación económica del país, junto a otros factores agravantes.

Páginas

Suscribirse a RSS - brexit