El mejor arranque del índice Báltico en 12 años, otro signo de recuperación.

El shock provocado por la pandemia tuvo un efecto casi inmediato en el comercio mundial, bloqueando la cadena de suministro y deteriorando después la demanda. Sin embargo, en los últimos meses este comercio se ha venido recuperando, anticipando un buen año 2021 en el que, además, se ha eliminado uno de los grandes obstáculos para el mismo, como es la presencia de Donald Trump en la Casa Blanca.

La era de lo impensable .

El comienzo de año ha sido movidito. Los malos datos sanitarios después de las fiestas se han generalizado en el mundo occidental. La tercera ola de la pandemia, con cepas nuevas del virus incluidas, está ejerciendo mucha presión nuevamente en el sistema hospitalario. Están siendo necesarias nuevas medidas restrictivas que van a afectar a la economía. En particular, a la hostelería y comercio. Va a llover sobre mojado para muchas empresas. No va a ser suficiente con medidas de liquidez. Los apoyos de solvencia, e incluso ayudas directas, serán necesarios.

Un tango anticrisis.

La economía inicia el año con grandes esperanzas depositadas en los recién aprobados presupuestos generales, de corte altamente expansivos, y en los potentes estímulos monetarios desplegados por el BCE, que convierten la financiación de la deuda en un ejercicio cuasi indoloro.

La Autoridad Fiscal estima que el PIB creció un 1,3% en el cuarto trimestre.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) calcula que la economía española creció entre octubre y diciembre un 1,3% trimestral. El organismo encargado de velar por las cuentas de las Administraciones ha publicado este martes la actualización de su modelo de predicción del PIB en tiempo real, tomando los últimos datos divulgados de consumo eléctrico y de afiliación a la Seguridad Social.

El 99% de las 68.000 empresas destruidas en España por la pandemia tiene menos de 50 trabajadores.

El cierre de año deja una fotografía escalofriante del impacto heterogéneo que está teniendo la pandemia sobre el tejido productivo de nuestro país. Y una cosa parece clara según los datos de empresas registradas en la Seguridad Social en el final del año: las pequeñas compañías de nuestro país son las grandes pagadoras de la crisis económica.

El binomio Estado-mercado.

Tras la aprobación de los presupuestos y del plan de recuperación europeos, y con el horizonte monetario despejado por el BCE, se abre una etapa singular para nuestra economía. Por primera vez, la financiación no es un obstáculo ni a la salida de la crisis ni al desarrollo económico y social del país. Los PGE, a punto de concluir su tramitación, contemplan un incremento del gasto del 17,5%, sin endurecimiento apreciable en materia de impuestos —una expansión fiscal en apariencia indolora, financiada por el déficit—.

El turismo supone las dos terceras partes de la destrucción total del PIB de España, con pérdidas de 106.000 millones de euros

2020 ha supuesto una caída de 1.000 millones de turistas a nivel mundial, el peor año del sector turístico hasta la fecha

De estos, 57 millones menos en España, entre los 10 primeros meses del año —cuando en 2019 fue el segundo país más visitado, con 83,7 millones de viajeros—.

Más madera.

Habrán observado que el título del artículo se ha tomado de la película Los hermanos Marx en el Oeste. En una de sus más famosas y desternillantes escenas, Groucho vocifera a sus hermanos que le traigan piezas de los vagones o asientos del tren en el que están montados para que los pueda utilizar como combustible para que el vehículo no se pare. Algo parecido parece estar sucediendo con las últimas decisiones del Banco Central Europeo.

Es España un estado fallido?

Parece ser que por Europa empiezan a hacerse esa pregunta. Por lo menos, España se ha convertido en unos de sus principales motivos de preocupación. Razones no faltan para ello. Desde hace unos años, el sendero que parecía abierto para convertirse en una de las naciones avanzadas del continente empieza a parecer remoto e inalcanzable.

Páginas

Suscribirse a RSS - coyuntura