Informe: Impacto del Covid-19 en la organización y estrategia de las empresas de Gipuzkoa.

El principal efecto del impacto económico del Covid-19 en las empresas de Gipuzkoa ha sido el descenso de la actividad bien por el menor nivel de pedidos o por la menor subcontratación, señalado por el 81% de las empresas.

Le sigue la solicitud de ERTEs y los problemas de mercado en los países de destino indicado por un 47%  y 32% de las mismas respectivamente.

Laboral Kutxa prevé una caída del PIB vasco de casi un 9% este año por el Covid.

El impacto del Covid-19 en la economía vasca es enorme. Tanto es así que el Producto Interior Bruto (PIB) de Euskadi caerá este año un 8,9%. Así lo estima el servicio de estudios de Laboral Kutxa, que hoy presentó su informe sobre 2019 y las perspectivas que maneja para el presente ejercicio; un 2020 en el que, según aseguró el responsable de ese análisis, Joseba Madariaga, «hemos perdido dos años en solo dos meses». El empleo, por su parte, retrocederá un 7,3%, dejando la tasa de paro en la comunidad autónoma en el 14,2%.

La industria y el comercio rebotan en mayo, aunque siguen aún muy lejos de los niveles precovid.

Finalmente, la economía empieza a dar señales de recuperación. Tras cumplir con los peores pronósticos durante los meses más duros del confinamiento, el esperado efecto rebote ha llegado. Las ventas minoristas crecieron un 17,8% en mayo en toda la eurozona, mientras que la actividad industrial avanzó en España un 14,7% el mismo mes con respecto a abril. Así lo confirman los datos publicados este lunes por Eurostat y el Instituto Nacional de Estadística (INE), que dejan, sin embargo, espacio para otra lectura, más amarga.

El Banco de España proyecta un rebote del PIB de hasta el 19% en el tercer trimestre.

El calado de las medidas de confinamiento y parálisis de la actividad desplegadas en España para contener la propagación de la pandemia del coronavirus fue “de tal magnitud que el PIB español sufrió la mayor contracción intertrimestral de su historia, hasta ese momento, en el primer trimestre del año, con una caída del 5,2%”, pese a que solo sus dos últimas semanas estuvieron marcadas por el estado de alarma.

La producción industrial sube un 14,7% en mayo pero se desploma un 27,8% anual por la crisis sanitaria.

El Índice General de Producción Industrial (IPI), corregido de estacionalidad y calendario, subió un 14,7% en mayo en relación al mes anterior después de dos meses de fuertes retrocesos mensuales, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La economía española, entre la crisis y la salvación.

Los atisbos de recuperación que habían surgido tras el periodo de confinamiento se están afianzando. La actividad industrial rebota con más intensidad de lo previsto, según el principal indicador de coyuntura para junio (índice PMI de compra de empresas). También se percibe una notable mejoría en los servicios, algo sorprendente ya que se trata del sector más castigado por las medidas de restricción de actividad y de movilidad.

La actividad de la industria vasca recupera cierto tono tras el parón total.

El fin del desconfinamiento y la progresiva vuelta a la normalidad se vieron reflejados en la actividad de la industria vasca en mayo, mes en el que la producción manufacturera registró una caída del 27,8% con respecto a mayo de 2019, en términos homogéneos de calendario laboral, un mal dato si se toma de forma aislada, pero que si se analiza desde la variación mensual se torna positivo ya que mayo ofrece un aumento del 16,7% en relación a abril.

Páginas

Suscribirse a RSS - coyuntura