El parón de Alemania arrastra Europa al crecimiento más bajo en siete años.

La locomotora alemana se paró en el cuarto trimestre del 2019, con un crecimiento cero. Null , en el idioma germano. Y las cifras aún no tienen en cuenta el efecto del Covid-19 (coronavirus), con lo que la parada puede prolongarse más de lo previsto. “Creemos que la economía de Alemania seguirá flirteando con la recesión en el primer semestre de este año”, escribió Andrew Kenningham, de Capital Ecomomics, en un informe.

El Banco de España fue la institución que menos acertó en sus previsiones de crecimiento de la economía española en 2019,

El Banco de España fue la institución que menos acertó en sus previsiones de crecimiento de la economía española en 2019, seguida del BBVA, mientras que Repsol y Santander fueron las más fiables, según la Diana Esade que cada año realiza esta escuela de negocios.

¿Por qué en tiempos de crisis se venden más pintalabios rojos?

Decía Leonard Lauder, presidente de la marca de cosméticos de lujo Estée Lauder, que cuando se disparan las ventas de pintalabios de color rojo, se aproximaba una crisis económica. Y muchas teorías le han dado la razón. No es casualidad que en épocas de recesión el consumo de productos del sector cosmética incremente, a contracorriente de la inercia mundial, y el conocido como The Lipstick Effect (Teoría del Pintalabios Rojo, en español), explica su porqué.

La producción industrial alemana sufre la mayor caída en un decenio.

La producción industrial de Alemania registró en diciembre una caída del 3,5% respecto del mes anterior, cuando había aumentado un 1,2%, lo que supone el retroceso más profundo desde enero de 2009 y la quinta bajada del dato en los últimos siete meses, según la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

En comparación con diciembre de 2018, la producción industrial de Alemania registró una caída del 6,8%, frente al retroceso interanual del 2,5% en noviembre.

Guiños a la economía y una sombra.

El pulso de la economía late al ritmo de la desaceleración, sin grandes cambios con respecto al pasado ejercicio, y sin embargo aparecen algunas señales de reactivación que, de confirmarse, podrían reservarnos una sorpresa. De momento, el crecimiento palidece y durante los dos próximos trimestres podría situarse por debajo del 1,9% alcanzado en 2019 como consecuencia de la cuasi crisis en buena parte de la industria y del estancamiento del comercio internacional.

Los indicadores más curiosos que revelan datos clave que no sabías sobre la economía.

Medir el bienestar de una sociedad y ponerle una nota es una de las tareas más difíciles a las que se enfrentan los economistas. El PIB, el IPC (inflación) y la tasa de paro son las varas de medir más famosas y usadas hasta la fecha. Sin embargo, estos indicadores son cada vez menos fiables para describir el estado real de una economía y, sobre todo, el bienestar de una sociedad. El PIB (todos los bienes y servicios producidos en un año) puede ser muy grande y crecer muy deprisa, pero eso no es sinónimo bienestar si ese crecimiento se reparte de forma muy desigual.

Así entra la economía española en 2020.

Nuestra economía se acerca a un punto de inflexión, y corre el riesgo de agudizar su desaceleración, si bien un repunte providencial no es descartable. Los datos revisados de crecimiento traducen una pérdida de ritmo más acusada de lo anticipado por algunos analistas y el propio gobierno. Salvo una improbable aceleración de la actividad en el cierre del año pasado, todo apunta a un avance del PIB del 1,9% en 2019. Un resultado que, pese a casi doblar la media europea, se sitúa medio punto por debajo del registro de 2018.

La industria española registra en diciembre la mayor destrucción de empleo en seis años.

El índice IHS Markit PMI del sector manufacturero se situó en diciembre en 47,4 puntos, una décima menos que en noviembre, con lo que suma siete meses consecutivos por debajo del umbral de los 50 puntos que separa el crecimiento de la contracción. La peor noticia viene por el lado del empleo. Según las empresas, el nivel de personal se ha desplomado al nivel más bajo en seis años.

Páginas

Suscribirse a RSS - coyuntura