Alemania

Alemania empobrece, y reclama sangre, sudor y lágrimas.

Mientras Alemania empobrece, los institutos de investigación y la prensa económica piden al Gobierno que se exprese claramente y reclame sangre, sudor y lágrimas, como hizo Winston Churchill en su enérgico y sombrío discurso de 1940: “Blood, sweat, tears..., por qué Scholz debería hablar como el primer ministro del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial”, reclama el diario económico Handelsblatt. Y el legendario Der Spiegel subraya que no hay alternativa ante el endurecimiento de la política monetaria del BCE, que reducirá su hoja de balance y subirá más la

Alemania, fría y oscura, en la trampa de Putin.

Pronto no solo hará mucho frío, sino será más oscuro. Alemania está metida en la trampa de Putin y va a perder bienestar durante varios años, como pronostica Marcel Fratzscher, el jefe del instituto de investigación económica DIW. Probablemente ha entrado ya en recesión en el tercer trimestre. Los crecientes precios energéticos serán un problema para muchos hogares alemanes, la mitad de los cuales se calientan con gas. La inflación podría llegar hasta el 10% a finales de año.

La sequía en el río Rin pone en riesgo el transporte de mercancías en Alemania.

Las fábricas de Alemania podrían tener que reducir su producción, e incluso detenerla por completo, a causa de los menguantes niveles de agua en el río Rin, que complican el transporte de mercancías, según advirtió este martes la poderosa Confederación de la Industria Alemana (BDI). “La sequía persistente y el bajo nivel de los ríos amenazan la seguridad de los suministros para la industria.

Alemania, al borde de la recesión por Putin.

Rusia aprieta de nuevo las tuercas a Alemania. Gaz­prom ha reducido esta semana el suministro de gas a través de Nord Stream, que conecta a Rusia con Alemania por el Báltico, del 40% al 20% de su capacidad máxima. Aunque Berlín tenga claro que el consumo energético deberá reducirse drásticamente, Berlín apuesta además por la solidaridad europea.

El dinero o la vida, el problema de los alemanes con la economía.

La carne de ternera debería ser cinco veces más cara“. Quien provoca con estas palabras cuando la inflación (7,9% en mayo) es la más alta desde hace 50 años es Marcel Fratzscher, uno de los grandes pensadores económicos de Alemania. Presidente del DIW (el Instituto de Investigación Económica de Berlín), Fratzscher explica habitualmente a la opinión pública cuáles son las debilidades del sistema económico alemán y propone alternativas.

Acuerdo de Gobierno en Alemania: Olaf Scholz será el próximo canciller.

Socialdemócratas, verdes y liberales anunciarán este miércoles en rueda de prensa el acuerdo de gobierno alcanzado a raíz de las elecciones del pasado 26 de septiembre. Según medios locales, el socialdemócrata Olaf Scholz, ministro de Hacienda y vicecanciller, será el próximo primer ministro, que podría asumir el cargo en la semana del 6 de diciembre.

 

Vuelve el miedo alemán.

A pesar de la pandemia, Alemania va bien. “Nunca los alemanes vivieron con tanta abundancia como hoy, tan sanos, tan ricos, tan bien formados, tan libres y tan seguros frente a la violencia como hoy”, dice Walter Wüllenweber, escritor y autor del semanario Der Spiegel. Sin embargo, su percepción colectiva de cómo está el mundo es negativa: pandemia, crisis, catástrofes, corrupción, escepticismo profundo respecto al futuro.

La Alemania de Merkel no estuvo a la altura.

Hubo un periodo, durante los días más oscuros de la presidencia de Trump, en el que Angela Merkel parecía la última adulta de la escena mundial. Con Estados Unidos liderado por un extremista, Reino Unido sumido en el caos, India en caída libre hacia la autocracia, y Rusia y China cada vez más represoras, la canciller alemana era ampliamente aclamada como “la líder del mundo libre”.

Páginas

Suscribirse a RSS - Alemania