Lottus, entre emprendedores y start ups.

El Canódromo de Barcelona, diseñado en 1961 por Antoni Bonet, llevaba décadas en desuso hasta que Dear Design lo convirtió el pasado año en un Parque de Investigación Creativa, un nuevo espacio para que emprendedores y start ups generen nuevas ideas.

De esta manera, el edificio sigue estando al servicio de la ciudad y de sus ciudadanos, fomentando la interacción entre sus usuarios y promoviendo las nuevas formas de trabajar mediante diferentes espacios entre los que podemos encontrar una sala polivalente, destinada proyectos que tengan un componente académico y para charlas o debates abiertos; un espacio de desarrollo de talento, un espacio abierto y dinámico que favorece el intercambio de conocimiento; salas de reuniones y una cafetería.

Para la remodelación, se ha procurado respetar el estilo minimalista de Bonet, así como la actividad de origen del edificio, implantando paneles que recuerdan las carreras de galgos que allí se celebraban. Entre el mobiliario elegido, Dear Design ha optado por las sillas Lottus Spin de Enea de color blanco para las salas de reuniones y amarillas para la zona de cafetería, color que ya se encontraba en el edificio original. Además, ha optado por taburetes Lottus, sillas Lottus Wood y mesas Punto para este espacio.

Fuente: eneadesign.com

like0

10 visualizaciones