Las cooperativas generan más de 2.500 empleos en Busturialdea y Lea Artibai.

Las cooperativas de Lea Artibai y Busturialdea se han consolidado como uno de los principales motores económicos del desarrollo de la zona. De hecho, dan empleo a más de 2.500 personas y su volumen de facturación ha alcanzado casi el billón de euros en los dos últimos años, según los datos recogidos por la asociación Mesa de Cooperativas de ambas comarcas.

«Las cifras reunidas para conocer el impacto que tienen en estas poblaciones muestran claramente el peso que alcanzan en el desarrollo de las mismas», indicaron portavoces del colectivo. Creado en 2008 con ayuda de la Fundación Azaro, con sede en Markina, sienta en torno a una misma mesa a responsables de las empresas Burdinola, Cikautxo, Eika y Fagor Arrasate, además de Kide y Laboral Kutxa, en Lea Artibai y Maier, en Busturialdea.

En total, cuentan con 1.792 socios, de los que 547 son mujeres. Es decir, el colectivo femenino representa el 30%, mientras que el número de trabajadoras llega hasta los 797, lo que representa un 31%. Por otra parte, el gasto en I+D+I en relación a las ventas en los dos últimos ejercicios ha sido de 23millones de euros y una inversión de casi 60 millones.

«Otro elemento importante para medir el impacto de las cooperativas es el volumen de ventas realizado en la comarca; es decir, el presupuesto destinado para contratar productos y servicios de las empresas de la zona que asciende a casi 37 millones de euros», añadieron. Además, «se han destinado más de 3,5 millones de euros para la formación y promoción de cooperativas y otros objetivos de interés publico», detallaron.

Atraer el talento

A la hora de valorar el arraigo de este tipo de organizaciones empresariales, también han analizado la implantación y conocimiento del euskera. En este sentido, el informe revela que el uso del idioma autóctono se sitúa en un 76%, aproximadamente.

«Una muestra de la apuesta realizada por esta lengua son los certificados (Bikain), premios (Lauxeta, Bihotza y Elhuyar) y el plan de euskera que tienen las firmas de la asociación lo que refleja que más allá del impacto económico hoy en día también son parte activa del cambio social», subrayaron. El trabajo continuo de dinamización llevado a cabo por el grupo ha tenido como uno de sus principales ejes de actuación promocionar nuevas cooperativas.

Así, desde sus comienzos hasta la actualidad han ayudado a la creación de 47, de las que 39 siguen en funcionamiento y dan trabajo a 264 personas. «Asimismo, con el fin de aumentar la aportación realizada hasta el momento, en 2017 se decidió dar un paso más y desarrollar proyectos colectivos para el cambio social», indicaron. Fruto de esa decisión, «se llevan desarrollado iniciativas encaminadas a crear, mantener y atraer el talento además de trabajar el emprendimiento de forma proactiva», explicaron.

Fuente: elcorreo.com

 

like0

20 visualizaciones